En web lo simple es mejor

Posteado 24 agosto por Alejandro MontemurroEn De interés0 comentario

Hemos pasado de lo barroco a lo plano. De webs de sombras, relieves y biseles a los colores pastel y tipografías potentes. Pero ¿por qué lo simple es mejor?

El flat design se ha impuesto, eso queda claro. Desde Windows 8 a IOS7, pasando por la mitad de las webs del planeta, parece que lo sencillo es mejor. Y aunque ha generado cierto debate, en general parece universalmente aceptado que el diseño plano es “más mejor”.

Pero si eres de los que replanteas constantemente lo que se da por hecho, has llegado a tu post: ¿Por qué es mejor el diseño plano?

La web y tu cerebro: Estándares y expectativas

El diseño web se basa en estándares. Sabemos reconocer un blog en cuando entramos en uno, una tienda online, una página corporativa o un medio de comunicación como un periódico.

En general, estos estándares se basan en criterios de usabilidad y por retroalimentación o copia directa. Pasa como con el iPhone: Se encuentra un interfaz exitoso para interactuar con un producto e inmediatamente surgen productos que parecen cortados por el mismo patrón. No son copias, pero son respuestas similares a una pregunta que el primero modelo ha hecho obvia.

Este motivo es por eso por lo que casi cualquier e-commerce de ropa está a medio camino entre Zara y Asos, o por qué el 90% de e-commerces parecen haber sido cortados por el mismo patrón que cualquiera de las versiones que ha tenido Amazon en los últimos años.

 

Tu cerebro se basa en expectativas. Una web no solo tiene unos criterios de usabilidad detrás de su forma de ser, sino que el hecho de que tú identifiques un e-commerce con un esquema concreto hace ese esquema más deseable para e-commerce.

En este caso, lo de diferente es siempre mejor no es del todo cierto: Es importante respetar los estándares que se mantienen en una industria o tipología de web determinada, y buscar en los recursos estéticos, en la elaboración de los textos y en el tono del mensaje y la actitud para diferenciarnos de los demás.

Es fundamental saber diferenciarse de la competencia al tiempo que respetamos los estándares comunes. En el equilibrio está el éxito.

Esto no quiere decir que nos olvidemos de innovar, pero si quieres desafiar estándares más te vale que el beneficio que aportes a nivel lógico, funcional y de propuesta de valor sea el suficiente como para compensar ese diseño diferente.

Pero, ¿por qué importa tanto respetar las expectativas del cerebro?

Por un término psicológico llamado fluencia cognitiva que básicamente dice que a nuestro cerebro le gustan más las cosas que van como más o menos se espera.

Por ejemplo, lo contrario es la disonancia cognitiva, y es cuando tenemos unas espectativas que se ven superadas o incumplidas. Por ejemplo, tenemos una cita a ciegas y se presenta Ángela Merkel, por lo que las expectativas mucho mayores derivan en miedo, susto o decepción; por otra parte puedes encontrarte a Kate Upton, en cuyo caso las expectativas menores derivarían en sorpresa. (Si te gustan los chicos, pon de Ejemplo a Rajoy y Ryan Gosling).

Lo simple gusta más

En un estudio realizado por 3 universidades de EEUU (entre ellas Harvard) se encontraron ciertas diferencias en las preferencias estéticas de los encuestados (por ejemplo, a los doctorados les gustaban las webs menos coloridas), pero había una cosa en la que todos estaban de acuerdo: a más compleja, menos atractiva.

Esto es así porque un sitio sencillo se parece más a ese “boceto mental” que tenemos sobre lo que es un blog, un e-commerce o un periódico, y nuestros ojos y nuestro cerebro no tienen que trabajar de más interpretando esa información.

Somos vagos hasta para traducir lo que ven nuestros ojos, pero no nos damos cuenta. Por eso preferimos las webs sencillas visualmente.

Por ejemplo, en este post sobre la ciencia del diseño sencillo en ConversionXL explican cómo rediseñando una web de corbatas con estos ideales en mente consiguieron mejorar prácticamente todas las métricas de la web.

 

Web previa

corbatas-nueva

 

Web actual

corbatas-antes

 

Es importante entender que el éxito del rediseño no está únicamente en que sea más agradable, más visual y más limpio (que también) sino en cómo un e-commerce tiene que parecer un e-commerce, no solo para ser reconocible e inspirar confianza, sino para no obligarnos a pensar, como diría Steve Krug.

Resulta obvio, pero una web de diseño plano tiene menos elementos, lo que significa -por norma general- menos peso, menos archivo y un tiempo de carga más rápido, lo que a su vez se traduce en mejor experiencia de usuario y una mejora del SEO de la web.

Como conclusión, lo simple es mejor: Nos es familiar así que sabemos interactuar con ella, visualmente nos agrada más y hace nuestra experiencia más agradable, y minimiza los tiempos de carga y proporciona una mejor experiencia en dispositivos móviles.

Supongo que nadie duda de las ventajas de un diseño plano, pero si buscabas los motivos para no hacerlo, aquí los tienes.

 Previo  Cerrar ventana Proximo